Como Limpiar Un Ventilador Sin Abrirlo

Cómo Limpiar Un Ventilador Sin Abrirlo

Instrucciones para Limpiar el Ventilador:

  • Desconecte el ventilador. Antes de comenzar, es importante desconectar el ventilador de la toma de corriente. Esto evitará el peligro de una descarga eléctrica.
  • Prepare una solución de limpieza. Mezcle 1 cucharada de detergente para platos con 2 tazas de agua caliente. Coloque la solución en un balde y remuévala bien para mezclar.
  • Vierta la solución en torno al ventilador. Voltee el ventilador para que la parte de abajo se encuentre mirando hacia arriba. Vierta la solución de limpieza alrededor de los bordes del ventilador, especialmente en los huecos entre los anillos del motor y cerca de la base. Esto hará que cualquier polvo y suciedad se separen.
  • Enjuague con agua limpia. Vuelva a volteer el ventilador de manera que se encuentre de nuevo en su posición normal. Vierta agua limpia en los bordes. Esta agua removerá la solución de limpieza y cualquier suciedad.
  • Según tenga uno disponible, use aire comprimido para remover el polvo y los residuos. En una parte alejada de los ojos, empuje un localizador de aire hacia los intersticios y juntas. Esto removerá cualquier polvo y sujetará algunos restos.
  • Secar cualquier agua extra. Use un trapo para limpiar y eliminar cualquier rastro de agua de los bordes exteriores del ventilador. Esto evitará la acumulación de moho.

Conclusión:

Limpiar un ventilador sin abrirlo es posible con estas sencillas instrucciones. Al desconectar el ventilador, preparar la solución de limpieza, enjuagar y usar aire comprimido para remover el polvo, su ventilador estará listo para ser usado. Por último, recuerde siempre secar cualquier agua extra para evitar la acumulación de moho.

¿Qué pasa cuando un ventilador está sucio?

Además, un ventilador sucio es sinónimo de proliferación de ácaros y bacterias que son nocivas para la salud. Incluso, si no procedemos a realizar una buena limpieza se podrían esparcir aún más por el espacio. Esto conlleva un aumento de contaminación en el ambiente y el riesgo de enfermarse, aumentando el número de alergias como ronquera, problemas digestivos, irritación en la piel, estornudos, etc.
Además, un ventilador sucio reduce la capacidad de refrescar el ambiente, puesto que su rendimiento es menor. Esto se debe a la acumulación de polvo y suciedad en las aspas que lo obstruye, impidiendo que el aire circule correctamente. Por lo tanto, si nuestro ventilador está sucio, el ambiente se calentará más que con un ventilador limpio, a no ser que aumentemos la potencia para compensar su menor rendimiento.

¿Qué pasa si no limpió el ventilador?

De acuerdo con muchos estudios, en presencia de depósitos de polvo, el rendimiento del ventilador puede verse reducido hasta en un 30%. En otras palabras, si un ventilador puede alcanzar normalmente 40.000 m3 /h, sólo puede llegar a 28.000 m3/h cuando no se lo limpia correctamente. Esto puede resultar en una temperatura aumentada en el interior del equipo, lo que aumenta el riesgo de sobrecalentamiento y otros problemas en el equipo.

¿Cómo limpiar el polvo de los ventiladores?

Utiliza un paño humedecido en agua con jabón neutro o detergente y limpia las hélices y la rejilla. En el motor y en la base puedes usar un cepillo suave. Sécalo todo con un paño. Para la limpieza rutinaria, una aspiradora también puede ser útil para eliminar el polvo acumulado en los ventiladores.

¿Cómo se limpian las aspas de un ventilador?

Coloca una escalera debajo del ventilador, en un lado donde puedas accesar a las aspas con facilidad. Luego vierte un poco de limpiador multisuperficies sobre un paño o trapo limpio. Limpia las aspas con el paño por ambos lados. Asegúrate de llegar a las zonas más difíciles donde puedan acumularse la polvo. Si hay mucho moho, puedes usar una solución de agua y vinagre diluida o desinfectante, para eliminarlo. Después retira el limpiador empleado con un paño húmedo, para no dejar residuos. Para terminar, unta aceite en los pivotes y en las partes móviles del ventilador para que no se atasquen.

Cómo limpiar un ventilador sin abrirlo

Una alternativa eficaz en caso de no poder desmontar el ventilador:

Los ventiladores son un dispositivo eléctrico muy usado en el hogar para mantener la temperatura agradable, pero la acumulación de polvo en el rotor de las aspas puede reducir su eficiencia. Por suerte, existen varias formas de limpiar un ventilador sin necesidad de desmontarlo.

Vamos a ver algunas:

  • Cepillado con una pieza de ropa: Usando una brocha tibia y húmeda, repasa cuidadosamente todos los ángulos del ventilador. Se puede añadir un producto químico específico para este tipo de limpieza, pero siempre con la precaución necesaria para no dañar el producto o ponerlo fuera de línea.
  • Usando aire comprimido: Esta es una buena forma de eliminar el polvo acumulado en las aspas. Se requiere un compresor para ello, y el ventilador tendrá que ser- desenchufado previamente. El usuario tendrá que estar a una distancia segura del ventilador para evitar salpicaduras.
  • Frotado con un paño de microfibra: Esta alternativa es una de las más económicas. Basta con pasar un paño de microfibra en las aspas del ventilador, antes habiéndolo humedecido con una mezcla a base de agua y un detergente suave.

Como último consejo, hay que tener en cuenta siempre la seguridad. El ventilador debe desenchufarse antes de limpiarlo, y no hay que olvidar que el polvo y los residuos pueden afectar su óptimo funcionamiento. Limpiándolo periódicamente podremos evitar futuros problemas y, al mismo tiempo, mantener un mejor aire en nuestro hogar.

Te puede interesar:  Como Se Cambia El Nombre en Fortnite
Un Como Hacer
Don Como
Descubrir Online
MiBBmeMima
Seguidores Online
Tramitalo Facil
TecnoBits